domingo, 20 de mayo de 2007

GENOMA DEL MOSQUITO AEDES AEGYPTIS

Secuenciado el genoma del mosquito Aedes aegyptiSe trata del insecto que transmite enfermedades como la fiebre amarilla y el dengue. El estudio de su genoma puede ayudar a desarrollar mejores estrategias de controlJano Online18/05/2007 08:58
Investigadores de múltiples universidades estadounidenses y de otros centros de todo el mundo, entre ellos de España, han contribuido a la secuenciación del genoma del mosquito Aedes aegypti, cuyo borrador se publica en la edición electrónica de "Science".
Este avance permitirá desarrollar nuevas estrategias contra enfermedades como la fiebre amarilla y el dengue, de cuyos agentes infecciosos el mosquito actúa como vector.
La investigación indica que la mitad del genoma de este insecto consiste en elementos transposables, es decir, segmentos de ácidos nucleicos que pueden trasladarse de una localización a otra del genoma y que tienen mucha importancia en su estructura y tamaño.
El borrador ha validado alrededor del 80% de los 15.419 genes codificadores de proteínas que se cree que tiene el genoma de Aedes aegypti. Además de secuenciar al ADN de los cromosomas, los científicos también han secuenciado gran cantidad de ARN mensajero obtenido de diferentes tejidos del mosquito en distintas fases de desarrollo. Emparejar un ARN mensajero con un posible gen valida la autenticidad de dicho gen, explican.
Los elementos móviles identificados y descritos son alrededor de un millar, y ocupan aproximadamente la mitad del genoma. Por ejemplo, comentan que uno de esos elementos, denominado Feilai, presenta más de 50.000 copias insertadas en el genoma. En comparación, en el mosquito Anopheles gambiae, transmisor de la malaria, los elementos transposables representan probablemente menos del 25%. Además, el genoma de Aedes aegypti es cinco veces mayor que el de Anopheles gambiae.
Esos elementos pueden desarrollarse como herramientas genéticas para estudiar la interacción entre los insectos y los agentes patógenos, lo que podría conducir a mejorar el control de las enfermedades que transmiten. Según los autores, ese control podría ser una especie de control genético, en el que se utilizarían los elementos transposables para portar un gen en el genoma, que podría hacer que el mosquito fuera resistente al virus, y así eliminar su papel como vector de enfermedad. "Aunque ese escenario constituye un gran reto, el premio sería también muy grande", escriben.Science 2007;10.1126/science.1138878